abril 29, 2019 / Innovación
El avance tecnológico ha evolucionado en los últimos años. El paso del tiempo ha permitido cambios notables en cada industria y ha generado saltos agigantados en cada sector de las empresas ecuatorianas. Sin embargo, ¿estamos conscientes que la tecnología trabaja de la mano con la innovación? La tecnología y la innovación son dos ramas diferentes de un mismo árbol y la sinergia de un componente en el otro es lo que permite adaptar las habilidades y fortalezas a nuevos desafíos de la industria generando así cambios exponenciales. Los cambios que surgen con la implementación de esta sinergia se pueden reflejar no solo a nivel de resultados, sino también a nivel de etapas a lo largo de toda la cadena de valor sin importar el giro de negocio o la industria. La innovación es un “elemento” anhelado por las empresas, sin embargo, en la mayoría de los casos la inversión destinada a innovación no es proporcional a los resultados que se esperan conseguir, es por esta razón que el 24% de las empresas en el Ecuador invierten solo entre el 0,5% y 1,5% del presupuesto anual en innovación y es por este bajo índice de inversión que no se puede generar los cambios esperados a nivel de empresa. Las empresas buscan cambios bajo tres tipos de innovación: radical, incremental y transformacional y basado en esto, establecen su estrategia en diversos enfoques de innovación (configuración, oferta, experiencia). Cabe destacar que el 70% buscan un enfoque incremental en el que se potencia atributos previamente establecidos. Por otro lado, el 20% radica en un enfoque radical, buscando cambiar componentes específicos y por último esta un 10% con un enfoque transformacional, en el que cambian su estructura casi a totalidad. La innovación, fuera de ser un componente diferenciador en muchos casos, resulta ser también un requisito en el caso de muchas industrias. Este es el caso de la industria de la banca y seguros. Son industrias que evolucionan día a día y cada vez existe más componentes tecnológicos y de innovación presente en sus operaciones. Al ser una industria en la que el servicio que brindan debe ser élite cada vez se busca que dichos servicios sean de carácter disruptivos en el mercado. Existe un nivel muy alto de innovación a nivel de estas industrias y los cambios que se generan día a día son a pasos agigantados ya que las tendencias evolucionan a un ritmo imprecisamente rápido. Pero, ¿en qué estado de madurez de innovación se encuentran estos sectores de la industria y que podemos esperar de la banca y seguros los años venideros? Innovación en banca Es necesario entender de donde viene para poder visualizar a dónde va la industria bancaria. El siguiente gráfico permitirá entrar en un contexto apreciable de la realidad evolutiva: Existen nuevas tendencias a lo que la industria se enfrenta y cada vez es más próximo estos cambios. Para tomar un sencillo ejemplo, está la implementación de RPA (Robot Process Automation), robots automatizados que permiten la optimización de recursos en las áreas operativas ya se de seguros y banca. Estos componentes permiten incrementar la eficiencia de esfuerzo y la agilidad de entregables ligados directamente con los resultados empresariales. Por otro lado, tenemos el Queue Managment System (sistema de manejo de filas) con varias opciones que permiten digitalizar las filas de espera y optimizar los servicios de atención al cliente. Un ayudante con IA permita facilitar la gestión y procesos de los usuarios con el fin de llevar la experiencia de usuario al siguiente nivel en donde el usuario pasa de ser un espectador a vivir la experiencia de calidad y compromiso de la institución brindando una visión más completa de su panorama financiero completo. Cabe mencionar como la evolución de la banca se ha reestructurado a partir de tres enfoques principales los cuales han perfilado las bases de su evolución: Innovación en seguros En cuanto a innovación en seguros, por poner un ejemplo concreto, se establece un concepto de usabilidad frente a seguros vehiculares. Se conciben dos perspectivas dentro del enfoque de usabilidad. Pay as you drive (PAYD), este mecanismo se establece en base al kilometraje/millas recorridas. Es un enfoque de seguro personalizado a las situaciones requeridas. Por otro lado, está el caso de Pay how you drive (PHYD), el cual establece los parámetros de costo a partir del comportamiento de cómo conduce el usuario (como acelera, frena, estaciona el vehículo). Dado que, en el 2035, 35% de los trabajos serán automatizados, surgen tendencias muy fuertes frente a la seguridad electrónica. La ciberseguridad será un requisito muy alto para las entidades dentro de la industria, el manejo de datos requerirá un nivel de excelencia indescriptible y la confianza recaerá en herramientas netamente tecnológicas como la nube. Utilizar este tipo de herramientas también recaerá en beneficios empresariales a nivel de agilidad. Resultados de agilidad empresarial con Tecnologías de Información basado en la nube:   Una de las tendencias más fuertes y que cada vez está tomando mas forma presencial en las empresas de la industria es el tema Phygital, la integración de lo físico con lo digital en perfecta sinergia.  Phygital permite interacciones digitales las cuales desembocan en comunicaciones inteligentes y conscientes de contexto; operaciones digitales, diseñadas para eliminar en un 100% los procesos manuales por área; organización digita, inherentemente ágil y colaborativa aprovechando indicadores en tiempo real, algoritmos, redes sociales, etc. De esta manera podemos destacar 6 estrategias de intervención phygital: Las evoluciones en las industrias surgen a partir de las necesidades que se presentan día a día por los usuarios, la competencia, los requerimientos, los objetivos, las metas, entre otras. Los tiempos cambian, los enfoques se modifican, la gente rota posiciones, y las metas se magnifican, todo esto en un entorno que evoluciona constantemente. El cambio es inminente, incalculable e inevitable, es por esta razón que la clave radica en entender a tu cliente para, de ser el caso, quebrar rápido y barato. ¿Qué nuevas tendencias vendrán?, parece ser que esa es la pregunta más importante; sin embargo, esa interrogante está lejos de ser relevante. La verdadera pregunta es: ¿Tienes lo necesario para que tu empresa sea competitiva? Autor: Martín Romero – Innovation Leader